Skip to content

Queremos cambiar la cara de las tecnologías

Empecemos repasando nuestras historias: cómo las mujeres nos relacionamos con las tecnologías. Recuerdo que uno de mis primeros acercamientos a la tecnología está vinculado a una computadora con sistema operativo MS DOS, de las que metías comandos para activar algún programa. El equipo era de mis primos, yo tenía 9 años y las pocas veces que tenía acceso veía como un reto personal aprender y recordar los comandos correctos para hacer correr mi juego favorito: Prince of Persia; para mi era importante aprender el comando, aunque no tuviera una computadora en casa.

Mi primer teléfono celular fue un Nokia 3390, y por mucho tiempo, aún cuando vino la primera ola de smartphones, no pude pagar uno moderno. Ese tiempo coincidió con mis primeros pasos en comunicación digital, a través de la participación de movidas activistas en Facebook y Twitter, y particularmente en el caso de ésta última, siendo parte de comunidades, por entonces pequeñas, de voluntarios y activistas emergentes a través de SMS.

Mis historia no es única: Lesly Zerna, líder de Mentor Her, me cuenta que jugaba Pacman en la computadora de su tío cuando tenía 10 años, y cuando cumplió los 18 años escribió su primer programa durante su primer semestre de Ingeniería de Telecomunicaciones; para Nathaly Alarcón, líder de Women in Data Science WiDS, la computadora, a sus escasos 10 años de edad, era un juguete más que explorar. De igual forma, Olga Paredes, parte de Wikimedia Bolivia, cuenta que en su caso su aproximación fue tardía, cuando tenía 17 años tuvo una PC en casa. Hasta entonces, el acceso a internet siempre fue desde ciber cafés, teléfono móvil; la curiosidad con la que más experimentó estuvo relacionada a aprender wikicódigo, cuando descubrió en 2007 que todos podíamos editar Wikipedia.

Más de una mujer se sentirá identificada con estos relatos, pero la realidad es que no conocemos sus formas de apropiación de las tecnologías y lo digital; estas mujeres:

      • ¿se educan o través de internet?
      • ¿son productoras de conocimiento?
      • ¿generan economía u otras oportunidades laborales alternativas?
      • ¿qué nuevas o “viejas” violencias han sido modernizadas y están acechando a las mujeres, niñas en estos espacios digitales?.

Si bien el porcentaje de la población internauta por sexo se compone de 51% de hombres y un 49% de mujeres, de acuerdo a la Encuesta TIC de AGETIC; aún no tenemos datos que nos permitan entender los otras inequidades relacionadas al acceso y uso de TICs que juegan en contra del cierre de la brecha digital.

Por mucho tiempo el término “brecha digital” se asoció unívocamente con la conectividad, la posibilidad o imposibilidad de acceso a infraestructura. Como dice Alma Rosa Alva de la Selva, la sola conectividad es importante pero no suficiente, se necesita acceso equitativo, uso con sentido y apropiación social de los recursos de las tecnologías de la información y la comunicación; sumado a ello los estudios que analizan este fenómeno, no se centran por ejemplo, en los modos de acceso en detalle: el hecho de que el acceso a internet se realice desde dispositivos móviles cuya red es de cobertura limitada o intermitente es un detalle importante, apunta Olga.

Pero más allá del acceso y la infraestructura, Lesly menciona la cultura machista arraigada en nuestra sociedad en la que se enseña a las chicas que primero está el hogar y la familia, incluso por encima del deseo de seguir una profesión. Otro factor, es falta de modelos a seguir cercanos, tanto en lo académico como en lo laboral, que no significa que no existan, pero que en todo caso todavía están aisladas y existe la necesidad de acercar a unas con otras.

Las tecnologías forman parte de nuestro diario vivir, hoy  principalmente se habla la tecnología digital a través de las redes sociales. Sin embargo es una discusión amplia ya que  existen muchas formas en que las mujeres podemos incorporarlas a nuestra vida diaria. Olga señala lo valioso de reinterpretar el término “tecnología” más allá de los recursos mediados por internet, además de entender los criterios hacker y de pensamiento creativo en todos los desarrollos de la vida cotidiana. Para Nathaly también existe valor en el aprovechamiento de la tecnología para automatizar nuestros procesos, para analizar nuestros datos y también para crear emprendimientos. 

Sonia N. Jorge, Directora Ejecutiva, Alianza para una Internet Asequible, durante el evento Niñez 360° de UNICEF que celebra la participación de niñas en áreas STEM (siglas en inglés para Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), enfatizó la necesidad de que las políticas de TIC se desarrollen con una perspectiva de género, traducida no sólo en el acceso a tecnologías por parte de niñas y mujeres, sino también reconociendo que la tecnología misma no es neutral, sino que se configura como un elemento que puede excluir a ciertas poblaciones. 

Por ello como bien dice Lesly, el FemHack es un espacio dedicado a conversar entre mujeres sobre temas de tecnología, donde no importa lo mucho o poco que sabes, pero siempre hay un espacio para aprender más y para compartir, para hacernos visibles. Y es una oportunidad de reflexión, cuestionamiento y construcción colaborativa de propuestas con mujeres en un entorno seguro y fértil para la disrupción y el autoconocimiento individual y colectivo, como señalan Olga y Nathaly.

Un espacio para escuchar, para conocer el contexto y desde ahí pensar estrategias de protección que apuestan por la comunidad, no así por manuales generales y gurús que te dicen que hacer sin escucharte. Esta última idea aún muy discutida fuertemente dentro de Warmi.Red, tenemos muchas preguntas más que certezas. Es así que nos gustará escuchar las opiniones respecto a este tema. 

Este año, celebraremos este encuentro de mujeres conversando y aprendiendo más sobre nuestros proyectos e intereses en tecnología. La fecha señala es el 28 de septiembre en Cochabamba y disponemos de algunas becas de transporte para las mujeres que quieran asistir y vivan en otros departamentos; las mujeres que deseen participar pueden registrarse en: https://warmi.red/femhack/ ¡Queremos verte en el Femhack!

Publicado originalmente en la Ramona Digital.

Raisa Valda Ampuero – Directora de Warmi.Red

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba